--------------------------------------------------------------------------------
Seguramente no hay nadie como ella. No quiere ser estrella, ni tampoco va de diva. No va de diferente, simplemente es real. No es que se sienta sola, solamente se ha perdido. No busca la fortuna, no quiere nada de nadie, solo que la abracen cuando esta sola en su baile. Ella es fuerte por fuera y por dentro no lo es tanto, pues no le interesa que la gente oiga si llanto. Cada paso de su vida ella es quien lo decide. Hace tiempo se dió cuenta que nada le hace sonreír, pero eso no es motivo para que ella desvaríe, si no. no sería ella. Chica, saca esa sonrisa que ilumina el cielo, quiero que se vean tus ojos, no te los tapes con el pelo, que si estan mojados, te aseguro que todo pasa. Eres la mejor princesa, ¿Por qué no te valoras, no ves todo lo que vales? No seas tonta, no te rayes, eres fuerte y tu lo sabes.
Estabas allí. Delante. Todos esos días. Todas esas horas. Y yo no veía nada. Odiaba estar donde estaba. Deseaba salir. Huir. Me pasaba la vida buscando algo. Buscándote, quizás. Y tú, mientras... delante. Con una tremenda tranquilidad que te hacía invisible a mis ojos. 
Ahora esa canción me recuerda a ti. Y esa otra también. Y alguna más, seguramente. Y dentro de un par de años, cuando suenen repentinamente en mi reproductor de música, me vendrá tu rostro a la cabeza sin poderlo evitar. No me queda otra, me las has enseñado tú. Y llevan tu nombre escrito. 
También me has enseñado otras muchas cosas. Quién te lo iba a decir, ¿eh? Que enseñarías a esa chica que siempre llegaba tarde y que no te veía, que no todo es tan negro como parece. Que siempre quedarán motivos por los que sonreír. Que seguirán habiendo canciones que te partan en dos. Que hay un mundo lleno de gente extraordinaria por descubrir. Que el sol sigue quemando incluso cuando ya se ha escondido. 
Pero como no era de extrañar, en cuanto empecé a verte con claridad, y supe que estabas ahí, que habías estado todo este tiempo, saliste corriendo.


Y ahora ya no te veo. Ya no sé dónde estás. Sé que existes. Pero ya no te busco...

"On pourrait être amis"

Tan solo quiero que entiendas.
Si es que puedes.
Que pase lo que pase
y me alegre o no,
por muchos hombres
que pasen por mi cuerpo
es
muy
probable
que siempre me acuerde
de ti.
Llevo tu nombre
a fuego
en mi pecho.
Quizás nunca queriéndote más,
ni sintiendo más,
que menos.
Simplemente acordándome de ti
como de los mil cachivaches
de los cajones de la mesita de noche.
Sólo tenemos que elegir
entre reír o herir.
Tan solo quiero que lo entiendas.
Si es que puedes.
Que siempre voy a estar aquí,
pero no para ti,
sino contigo.

Nos vieron soñar Y hacerlo realidad después. 

CÓMO NO IBAN A QUERER DESTROZARNOS

Mis monstruos son de colores y les encanta jugar al escondite.

Si los voy a buscar se vuelven camaleón y se difuminan sobre las paredes de mis recuerdos. Sin embargo, cuando les voy a dar de comer se ponen negros y rojos y les salen uñas largas para agarrarse bien a esos momentos que les estoy ofreciendo.
Cuando miro debajo de la cama se transforman en pelusas grises y cuando paso la aspiradora se ponen blancos y se pegan a las paredes.


A veces se suben a mi almohada y duermen al lado de mi cabeza y me dan insomnio, otras salen por la alcachofa de la ducha para mezclarse con la sal que baja por el desagüe.
Hay veces que se suben al horizonte de mi espalda y miran sobre mis hombros, pero entonces llega alguien... y me abraza sonriendo, y comienzan a hacerse pequeñitos para que los demás no los vean. 
Y se quedan quietos para que nadie los escuche. Y así yo puedo estar un rato tranquila sin pensar en cuidarlos.


Yo no quiero ser recuerdo.
A la mierda el conformismo:
Yo no quiero ser recuerdo:
Quiero ser tu amor imposible, tu dolor no correspondido, tu musa más puta,  el nombre que escribas en todas las camas que no sea la mía, a quien maldigas en tus insomnios,
a quien ames con esa rabia
que sólo da el odio.


  Hay personas que juntas hacen magia, y separadas sólo desastres.
Personas que juntas son
poesía, y separadas puro cuento
Y hay personas que juntas detienen el tiempo, y separadas sólo alargan los años.

"Viajar es una brutalidad. Te obliga a confiar en extraños y a perder de vista todo lo que te resulta familiar y confortable de tus amigos y tu casa. Estás todo el tiempo en desequilibrio. Nada es tuyo excepto lo más esencial: el aire, las horas de descanso, los sueños, el cielo; todas aquellas cosas que tienden hacia lo eterno o hacia lo que imaginamos como tal. Viajar es descubrir que todos están equivocados a cerca de otros países. Todos los viajes tienen destinos secretos sobre los que el viajero nada sabe"

"Creo que una de las mejores sensaciones del mundo es reírse con otro y, a mitad de risa, darte cuenta de cuánto disfrutas con esa persona y de su existencia."

the-king-of-coney-island:

ourmarilynmonroe:

Marilyn Monroe photographed by Sam Shaw, 1957.

⊱✰⊰ "Huele a hierba y calor. Huele a helado acompañado de las puestas de sol más cercanas a su salida de todo el año. Huele a pantalón corto y a cometer errores porque “qué más da, es verano”. Huele a las ganas de trasnochar, porque en verano no se dice “una más y nos vamos”. No. Nadie quiere irse nunca. Huele a la promesa de volver a la época en la que las preocupaciones eran, valga la redundancia, menos preocupantes. Huele a disfrutar en el césped, arena, toalla o donde se tercie porque la cosa está en tumbarse, disfrutar de los rayos tan ansiados durante los últimos meses y ver las nubes pasar. Huele a jugar con fuego porque es un amor de verano y nada más. Huele a sufrir unas rutinas de belleza bastante intensas. Huele a comilonas-siesta-chapuzón. Huele a la evolución de “benditos bares” a “benditas terrazas”. Huele a verano."

"Quien diga que la vida y la poesía son dos cosas diferentes es porque no conoce ninguna de las dos"


¿Dónde quedaron todas las promesas infantiles? ah, sí, éramos niños.. ahora hemos crecido y nada de aquello vale.es el precio, peter pan


Y por muy injusto que parezca, en tu vida conocerás a dos tiempos de personas: los que algún día echarás de menos.. y a los que no.


"Si un escritor se enamora de ti tendrás la suerte o la desgracia de no morir nunca" 
La vida me ha enseñado que siempre hay que buscarle el lado bueno a las cosas y recordar que
todo pasa por algo.

GENIO





A las 2:47 la felicidad ha llamado a mi puerta. No podía creer que fuese ella la que me hablaba al otro lado del telefonillo. No podía creer que fuese ella la que estaba ahí plantada entre la oscuridad, cuando he abierto la puerta. La he dejado entrar pensando que de alguna manera la convencería para que se quedase conmigo. No he podido. 

Nunca más me volveré a acostar ansiando despertar porque ella viene a visitarme. O puede que sí. Pero ella será de otra forma y otro color, con otro olor y otra sonrisa. Con otra voz. Y lo único que deseo es que eso no ocurra. La quiero en el formato que la poseo ahora, o al menos poseía hasta hace escasos minutos. Y no me apetece tener que hacer un mar de lágrimas cada vez que suenan todas esas canciones, que no son pocas, que llevan su nombre. Ese nombre… el de mi felicidad. 

No hay nada más horrible que verla marcharse, escuchar cada paso que avanza dándote la espalda, en dirección contraria a ti, alejándose poco a poco, y dándole igual el enorme vacío que deja tras su ida. Y no hay nada más humillante y doloroso que escucharla decir con esa frialdad que ya no volverás a verla. Supongo que todos los finales tienen que ser fríos, y un poquito crueles, sino, no son finales. A las 4:47 la he visto por última vez. Y no me gusta a qué sabe la tristeza que la ha sustituido, si al menos pudiese apreciarla o tocarla, pero ni siquiera eso. Viene sin ser llamada y encima se atreve a reemplazar un puesto irreemplazable. Y se me hace un nudo en el estómago y algo que duele me aprieta fuerte en el pecho cada vez que imagino que quizá ahora otra persona se haga dueña de la que hasta el momento era mi felicidad, y  no sepa disfrutarla. No sepa apreciar lo bonita y dulce que es. 

Y en lo único que no puedo dejar de pensar es en cómo se reía, y en cómo me envolvía en un suave enorme lazo de ternura que transformaba las horas en segundos, haciéndome creer que nada malo podía suceder si ella estaba a mi lado. Y lo único que anhelo es volvérmela a cruzar y que ese espectáculo de fuegos artificiales se vuelva a producir dentro de mí. Y lo único que puedo decirle es "gracias". Y a ti, te suplico, seas quien seas, que jamás a nadie vuelvas a poner tan delicioso regalo entre las manos, si cuando sin merecerlo y repentinamente, se lo vas a arrebatar. 

Querida felicidad… no te olvides de mí, siempre seguirás siendo bienvenida a casa.